" />

Humedad por capilaridad en las paredes

Humedad por capilaridad en las paredes

La humedad por capilaridad en las paredes, es la humedad que sube por las paredes desde el suelo, en pilares o elementos verticales, que se apoyan directamente en la solera.

La mejor solución sería eliminar definitivamente ese exceso de humedad que tiene el suelo, o el terreno en el que se asienta nuestra vivienda, pero no siempre podemos llevar esa solución a la práctica. (Terrenos en monte, corrientes subterráneas …)

Si tenemos un exceso de humedad en el terreno, y nos sube por capilaridad, podemos utilizar varias técnicas:

Colocación de una barrera de vapor

Colocación de una barrera de vapor y un pladur antihumedad. Una solución limpia, barata y efectiva, que apenas requiere obra.

Aplicación de un mortero aireador de saneamiento

Compuesto de una red de microporos que absorben y extraen el agua del muro, evaporándola y lanzándola a la atmósfera en forma de vapor.

Para ello, en primer lugar, tenemos que picar todo el revestimiento existente, hasta llegar al soporte firme (cerámica, hormigón, mampostería).

Con el soporte limpio, aplicamos el mortero concentrado en enfoscado previo de igualación, maestreado y dando la nivelación deseada a la pared. Es un mortero de grano grueso, por lo que el acabado es algo tosco. Se puede dejar en un acabado fino, aplicando otra capa del mismo mortero fino.

La pintura de revestimiento es importante que deje respirar al conjunto, aplicar una de resinas de pliolite.

Drenar el borde del cerramiento

Si podemos actuar por el exterior, abrir una zanja, y colocar una lámina impermeabilizante transpirable que proteja la base del muro, encima una lámina de drenaje, un encharcado de grava y un tubo de drenaje, tapado con grava también. Así conseguimos canalizar parte del agua, si se trata de una zona en pendiente.

Colocar un sistema eléctrico

Que mediante electro-ósmosis, ioniza el agua para que descienda en lugar de ascender.

Colocar una arqueta interior

Esto es más complicado si se trata del interior de una vivienda, pero si se puede, una arqueta drenante resulta muy efectiva para bajar el nivel de agua. En este caso hay que tomar precauciones, porque dependiendo del terreno el descenso de humedad puede provocarnos asentamientos y grietas no deseadas.

 

 

Humedad por capilaridad en las paredes

Tipos de impermeabilizaciones en Santiago de Compostela

Tipos de impermeabilizaciones en Santiago de Compostela

En este Blog, os vamos a detallar varios tipos de impermeabilizaciones en Santiago de Compostela y cuanto duran.

 

Impermeabilizantes sintéticos

Telas asfálticas.  Impermeabilización bituminosa, derivados del petróleo. Su duración garantizada por el fabricante sobrepasa los 10 años de vida.

Impermeabilizantes nanotecnológicos.  Son productos realizados con una formulación que actúa a escala atómica.  Garantizan la estanqueidad de la superficie sobre la que se aplican, manteniendo la transpirabilidad garantizada durante 10 años.

Resinas poliméricas de aplicación en caliente, como la Poliurea. Duración comprobada por el fabricante de 25 años. (DITE)

Poliuretano de aplicación en frío. Duración superior a 50 años si está protegida de la intemperie.

Resinas acrílicas de aplicación en frío. Duración comprobada por el fabricante de 3 a 10 años, depende de la formulación.

Resina Epoxi, de aplicación en frío. Duración comprobada por el fabricante de 3 años.

Láminas impermeables transpirables. Formadas por un tejido plástico compuesto de fibrasimpermeabilizan pero transpiran. No están diseñadas para estar directamente expuestas a la intemperie, pero funcionan muy bien como complemento bajo una cubierta cerámica por ejemplo. No se degradan con el paso del tiempo.

 

Impermeabilizantes naturales

Látex. Proveniente del reino vegetal, ha dado lugar a otros compuestos como:
Clorocaucho, con propiedades más estables a la intemperie. De aplicación en frio. Duración comprobada por el fabricante de 3 años.

EPDM, caucho de etileno de aplicación en frio. Duración comprobada por el fabricante de 5 años.

 

Impermeabilizantes inorgánicos de naturaleza metálica

Aunque no son muy frecuentes actualmente, son cubiertas de zinc, cobre, aluminio natural o lacado, plomo, acero inoxidable, acero cincado o galvanizado y ¡hasta de titanio!

 

Impermeabilizantes inorgánicos de naturaleza pétrea

Materiales de cantería como la pizarra o el granito, menos común pero del que tenemos un bello ejemplo en la cubierta de la catedral de Santiago de Compostela. Duración es superiores a los 50 años con un mínimo mantenimiento.

  • La silicona, proveniente de la sílice y que en su estado líquido se utiliza como impermeabilizante con una duración comprobada por el fabricante de 3 años.
  • Impermeabilizantes cerámicos como las tejas. Un producto ecológico que mantiene sus propiedades impermeabilizantes con garantía del fabricante los 10 primeros años.
  • Cementosos. Los impermeabilizantes con derivados del cemento, donde nos encontramos con tantas formulaciones diferentes que necesitaríamos un vademécum para nombrarlas todas. Este tipo de impermeabilizaciones tiene una garantía inicial de 3 años, si bien se pueden hacer sistemas complejos con Duración es mayores. Puede ser transpirable o no, hay que mirar la ficha técnica de cada producto.
  • Fibrocemento. Se diseñó en 1900, como un compuesto derivado del cemento con añadido de fibras de refuerzo de amianto. Actualmente las fibras de refuerzo que se utilizan son de vidrio. Su duración como impermeabilizante supera los 50 años.

 

Tipos de impermeabilizaciones en Santiago de Compostela

Translate »